-Fútbol

Germán Torres vive un momento soñado

El pasado jueves en el estadio “15 de Abril” se disputó un partido válido por la 15° fecha del torneo de Reserva entre Unión de Santa Fe y Huracán de Parque Patricios.

La victoria quedó en manos del dueño de casa por 3 a 0 y uno de los goles lo convirtió el sanrafaelino Germán Torres.

El mediocampista surgido de Huracán recibió la pelota en la puerta del área grande y sacó un derechazo que se metió junto al palo derecho del arquero, inatajable.

De esta manera el hijo de Marcelo “Chicho” Torres marcó su primer gol en esta categoría con la camiseta del Tatengue.

¿Qué sentiste?

“La verdad que mucha felicidad junta. Fueron esos segundos que no los había vivido nunca y me dejaron prácticamente helado”, comentó.

Torres llegó a Unión en enero de 2018 tras una prueba que le consiguió Edgardo Leglises.

“La prueba duraba una semana pero por suerte yo quedé el primer día”, recordó.

En el equipo santafesino comenzó jugando en sexta división luego pasó a quinta donde disputó algunos encuentros y este segundo semestre del año lo llamaron para jugar en reserva y entrenar junto al plantel profesional que dirige Leonardo Madelón.

“Ha sido un año bastante bueno porque desde que subí a Reserva me citaron todos los partidos, entré en la mayoría y eso me da mucha felicidad”.

Juega en la tierra de Gamba

“Le agradezco mucho a Lucas Gamba por el apoyo que me brindó, me dio una mano muy grande y por eso le estoy agradecido. Acá en Unión lo aman, es ídolo y lo extrañan”, contó.

Nació en Pueblo Diamante

Germán se formó en las divisiones inferiores de Huracán y curiosamente jugó apenas un solo partido en primera división. Fue contra Monte Comán en la temporada 2017 cuando al Globo lo dirigía Sergio Busciglio.

Aunque a veces son odiosas es casi inevitable compararlo con su papá, uno de los grandes jugadores en la historia del fútbol sanrafaelino.

El “Chicho” era muy aguerrido ideal para el juego defensivo, Germán todo lo contrario. Sin embargo hubo cosas que se transmitieron en los genes, la velocidad y la picardía.

“Mi papá me enseñó muchísimas cosas pero sobre todo una manera muy especial de sentir el fútbol. Si no hubiera sido por esos consejos yo no estaría hoy acá”, destacó Germán.

Por último confesó: “Desde hace algunos meses cuando subí a reserva y empecé a entrenar con primera estoy viviendo lo que soñé toda mi vida”.

Con 18 años de edad el talentoso jugador sanrafaelino está transitando con mucho éxito por el camino previo al gran salto: el debut en primera división.

Comment here