Más NoticiasTodo Motor

Un campeón sin corona

En el autódromo “Ciudad de Paraná”, en la provincia de Entre Ríos, se disputó la 10° y última fecha del campeonato del Turismo Pista.

La final de la Clase 3 fue apasionante, tuvo un final épico y un desenlace muy amargo.

En el inicio de la carrera decisiva Renzo Cerretti se hizo del primer lugar no sólo producto del potencial de su unidad sino también por una mala partida de Gonzalo Antolín quien en sólo unos metros aparecía fuera de los cinco de punta siendo escolta Baldinelli sobre Robledo, Fineschi y Sniechowski que estaban entre los destacados mientras Dino Cassiano crecía al sexto puesto y se ubicaba a menos de diez puntos de la cima al tiempo que Salvi comenzaba a trepar en zona de puntos cuando la competencia se neutralizaba debido a un golpe protagonizado por Marcos D´Agostino.

La reanudación mostraba Cassiano al más favorecido ya que lograba ascender a la condición de escolta mientras Antolín se ubicaba sexto consiguiendo pasar al frente en el campeonato por medio punto en una final que se llevaba las miradas en dicho aspecto mientras Cerretti cumplía con su tarea de ir en busca de la primera victoria sobre Cassiano, Robledo, Bobbio y Martínez.

Mientras Cerretti seguía comandando las acciones, Cassiano sufría el sobrepaso por parte de Robledo y esto comenzaba a complicar sus chances de ir por el título. De este modo lideraba el chaqueño sobre Robledo y Cassiano, cuarto se posicionaba Bobbio y quinto Martínez. Antolín, Benedetti, Sniechowski, Veronesi y Lestard completaban los planos de relevancia a sólo cinco vueltas del final.

El ritmo de Cassiano iba en descenso y Antolín daba cuenta del piloto de Avellaneda para seguir sumando puntos de valor y pasar nuevamente a comandar las alternativas para el campeonato ya que todo dependía del avance de cada uno repitiendo una situación similar a la ocurrida un año atrás.

Cassiano se quedaba con las manos vacías tras sufrir la rotura de la caja de velocidades y Cerretti encaminaba el triunfo mientras las miradas se centraban en la disputa por el campeonato, ya que Gonzalo Antolín y Mauro Salvi dependían de sus respectivos avances, con leve ventaja de puntos para el de Moreno pero con el campeón 2018 que buscaba un sobrepaso clave para pasar al frente, el cual se dio al protagonizar una cerrada disputa con Martínez, a quien superaría a metros dela bandera a cuadros logrando los puntos necesarios para el campeonato, el cual se terminaba de confirmar luego que Salvi cierre su desempeño en 13era posición.

Un capítulo más quedaba por construirse ya que los Comisarios Deportivos analizaron la maniobra mencionada entre Antolín y Thiago Martínez tomando como referencia el comienzo de la maniobra para determinar el recargo del piloto sanrafaelino, quien perdía una posición fundamental para que el campeonato cambie de manos.

Mauro Salvi fue campeón con 235.5 unidades, segundo fue Gonzalo Antolín a sólo media unidad, tercero Martín Badaracco con 207, cuarto Dino Cassiano con 194 y quinto Thiago Martínez con 192.

“No puedo explicarles la tristeza que tengo hoy. Después de terminar en P4 nos sancionaron por un roce en la maniobra de la última curva, maniobra que considero totalmente legal y a la altura para ganar un campeonato. Hoy siento un vacío enorme y siento que nos quitaron el campeonato de las manos, pero también siento un orgullo increíble por lo que logramos, a mí nadie me va a quitar que yo fui el campeón en la pista, lo demás es cuento. Hoy siento la obligación de pedirle disculpas a todos los que me rodean, sé que todos estaban igual o más ilusionados que yo, pero sepan que me vuelvo de Paraná totalmente vacío sin nada que reprocharme, porque deje absolutamente todo, y aún más. De corazón perdón y gracias a todos por bancarme, por hacer fuerza y hacerme sentir tanto cariño, sé que mucha gente que ni siquiera veía automovilismo se sumó a este sueño e hizo fuerza por mí. Yo nunca me voy a olvidar este día, podré no llevarme la copa a casa, tampoco voy a figurar como campeón 2019, pero hay cosas mucho más importantes y yo me las dejo para siempre en el corazón. La amistad, el cariño y sobre todo la humildad de mi equipo no la cambio por nada. Sepan que esto no termina acá, el que crea que vamos a bajar los brazos no nos conoce ni un poquito!! A levantar cabeza y mirar para adelante, sé que nos esperan cosas increíbles…. ahora, quien nos quita lo bailado? Los quiero a todos y perdón”, ese fue el mensaje de Gonzalo a través de las redes sociales.

Comment here