HockeyMás Noticias

Emotiva despedida de un emblema rojiblanco

La Superfinal ante Maristas fue el último partido oficial en la carrera como jugadora de San Jorge de Valeria Chiaradía.

Tras los festejos por un nuevo título, el último de una extensa y exitosa trayectoria, compartió sus sensaciones.

“La verdad que muchas, de placer un poco de tristeza pero las más positivas por haber obtenido el resultado”, comentó.

Su vínculo con el hockey sobre césped comenzó a los 4 años, en el colegio, le gustó y desde ese momento la relación con este deporte fue muy intensa.

Durante gran parte de su carrera tuvo la posibilidad de jugar junto a su hermana Cecilia, al respecto señaló.

“Fue maravilloso, divino, también pude jugar con mi hija, con mi sobrina; la verdad que todo ese fue hermoso, uno de los placeres más lindos de la vida”.

Un momento difícil

Con cuatro cirugías en una de sus rodillas, ante una próxima lesión era inevitable un reemplazo de rodilla (ella no quería llegar a esa situación), los médicos recomiendan no más impactos en esa zona.

Ese es el principal motivo por el cual hace un año que no juega y que, lógicamente, motivo la decisión.

Más allá del retiro, Chiaradía comentó: “Seguiré ligada al club, ayudando a las chicas en todo, en lo administrativo, en todo lo que necesiten”.

Por último dejó en claro sus aspiraciones futuras.

¿Te imaginas un poco más adelante ser entrenadora?

“Si, está en la cabeza, es lo uno pretende en un futuro”.

Una de las principales referentes de la camada más exitosa no solo de San Jorge sino del hockey sobre césped de San Rafael.

Querida y respetada por todos.

Crack dentro y fuera de la cancha.

Fotos: Gentileza: Naho Vega