Polideportivo

Uno de los reyes del “Vendimia”

En el Parque General San Martín se desarrolló la 34° edición del triatlón internacional “Vendimia”.

Una vez más los atletas de San Rafael tuvieron un marcado protagonismo y en este caso el protagonista de la historia es Sergio Di Cesare, tercero en la clasificación general de categorías por edad y primero en su categoría (varones E) completando el total del recorrido en 1h.11m.29s.

La puesta a punto de Sergio no fue la ideal, al respecto comentó: “Prácticamente no paré respecto de la temporada pasada, tuve algunos cambios en el entrenamiento, variando el volumen y eso me provocó una serie de lesiones que desembocaron en una tendinitis en el tendón de Aquiles”.

Debido a esta lesión, en realidad a la recuperación, Di Cesare no pudo estar presente en las primeras competencias de la temporada pero hizo todo lo posible para poder competir por tercera vez en el Vendimia.

La carrera

La competencia comenzó con  750 metros natación. “Soy malo en natación. Aprendí a nadar de grande por eso tengo ciertas limitaciones. Si bien el ritmo fue bastante lento eso no me importó mucho porque salí entero de la cabeza”.

Luego fue el turno de los 20 kilómetros de ciclismo y finalmente 5 kilómetros de pedestrismo.

“Tanto en bici (su fuerte) como en la parte pedestre me recuperé y pude pasar a varios atletas”.

¿Sensaciones en el podio?

“Es muy lindo, es importantísimo recibir un mimo de la carrera y obviamente se disfruta mucho más cuando uno lleva tiempo corriendo y entonces lo comparte con amigos. Pero yo no corro para subir al podio, básicamente compito para bajar mis tiempos”.

Dedicado a las pruebas combinadas desde 2015, Sergio con 43 años de edad, trabaja en la minería con las exigencias y complejidades que eso implica. Sin embargo acomoda los horarios y sacrifica tiempo con la familia para entrenar.

Actualmente entrena solo y es muy exigente a la hora de mejorar, tratando de alcanzar distintos objetivos.

Un atleta amateur que en base a sacrificio, dedicación y talento escribió su nombre en uno de los eventos con mayor tradición a nivel nacional.