FútbolMás Noticias

La exótica isla que ofrecieron para terminar la Premier League

Los directivos de la Premier League piensan en la vuelta del fútbol inglés para comienzos de junio, fecha para la que recibieron decenas de propuestas, las que sus impulsores sostienen como la mejor opción para el retorno de la actividad.

Se habló de un mega evento televisivo, con varios partidos un mismo día en Wembley a puertas cerradas, aunque esa alternativa perdió fuerza y llamativamente apareció la posibilidad de que la Premier haga una mudanza importante y sea terminada en Australia, pero tampoco corrió esa chance por demasiado tiempo.

A un par de semanas de las fechas previstas para el retorno del fútbol inglés (se espera poder hacerlo para el 12 de junio), una nueva opción fue puesta sobre la mesa: se trata de finalizar el campeonato en una exótica isla ubicada en el Canal de la Mancha.

Gavin St Pier, ministro en jefe de Guernsey, propuso que la Premier se termine de jugar en ese territorio, ya que la isla no reportó nuevos infectados por coronavirus en los últimos 18 días y sólo tiene cuatro casos activos, por lo que las chances de contagio son ínfimas.

Guernsey está situada entre las costas de Inglaterra y Francia, y es conocida por algunos sucesos ajenos al deporte: fue uno de los pocos territorios británicos ocupados por la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, y también porque allí el escritor francés Víctor Hugo escribió la famosa novela “Los Miserables”.

Probablemente ​el nombre de la isla suene conocido para muchos argentinos, pero por un lamentable motivo. Es que Guernsey era el territorio más cercano al punto donde se perdió contacto con el avión de Emiliano Sala y en el que finalmente encontraron los restos de la aeronave y el cuerpo del jugador. De hecho, la policía de la isla estuvo al frente de la búsqueda desde el comienzo, hasta que finalmente decidieron abandonarla porque no podían localizar el avión. Días más tarde, la aeronave fue encontrada por el barco FPV Morven, que fue alquilado por su familia y sostenido por donaciones. Estaba a 24 millas de la costa de Guernsey.

En lo que respecta al fútbol, la isla posee una selección no oficial, liga propia y un estadio pequeño para apenas 5.000 espectadores, donde hace de local un club que milita en la octava división inglesa.