Fútbol

Se despertó de un coma gracias al fútbol

Peter George era un hincha más del West Bromwich Albion, un equipo inglés que en los últimos años alternó entre la Premier League y el Ascenso. Sin embargo, tuvo que enfrentarse a una terrible enfermedad, que casi se lo lleva y logró inspirar a todos con su historia de superación y amor por los colores.

A comienzos de marzo, el hombre británico de 65 años salió de un partido de los Baggies y comenzó a sentirse mal. Con el correr de los días y el desarrollo de algunos síntomas, terminó siendo internado en una clínica de su ciudad. Su caso era tan grave que los médicos, además de conectarlo a un respirador artificial, debieron inducirlo a un estado de coma. Tenía coronavirus.

Su esposa Teresa, que conversó con el sitio portugués Maisfutebol, explicó que “algunos órganos vitales comenzaron a fallar y sufrió una trombosis venosa profunda”. La situación era oscura y todo indicaba que Peter iba a ser un número más en la estadística de muertos que vemos en las portadas de todos los diarios. Pero su mujer decidió pelearla hasta el final e incluso más.

Ella recordó que el corazón de su marido, además de pertenecerle a ella, tenía otro dueño: el West Brom. Peter había mencionado que su cuerpo reaccionaba de manera espontánea a los sonidos del ambiente en el estadio The Hawthorns. Por eso, decidió reproducirle en la clínica distintas canciones que suelen sonar en la cancha. Y ese cuerpo que estaba tieso y no reaccionaba a ningún estímulo, se movió.

Así, luego de comunicarse con la fundación del club, decidieron comenzar con una terapia alternativa. Mientras los médicos luchaban la batalla en el plano de la salud, sus seres queridos lo hacían desde el corazón. Tras varios mensajes del entrenador, jugadores y distintas personalidades del Albion, Peter se despertó.

“Siento que Albion me ayudó a salvar mi vida. Todos los mensajes de los jugadores… No esperaba algo así, pero me ayudó mucho en rehabilitación. Todos fueron absolutamente fantásticos”, exclamó Pete. “Estaba en camino a la muerte, Albion me salvó la vida”. Y tiene un sueño: “Espero poder volver al estadio la próxima temporada”.