-Fútbol

Los guantes y el arco por ahora siguen esperando

Llegó a San Rafael hace aproximadamente un mes procedente de Venezuela, ahora Matías Draghi comparte los días con su familia esperando que pase la pandemia para regresar a Mérida y jugar en Estudiantes.

El arquero vivió parte del aislamiento en suelo venezolano hasta que pudo regresar a su tierra natal.

“La verdad que la fuimos sobrellevando como se pudo, ahora mucho más tranquilo ya que puedo estar con mi familia”, destacó.

Antes de la llegada del Coronavirus, Matías se dio un gran gusto, pudo jugar la Copa Libertadores de América.

Integró el banco de suplentes en el partido válido por la 1° fecha del grupo F, que se disputó en el estadio Metropolitano, donde Estudiantes de Mérida perdió con Racing Club por 2 a 1.

“La verdad que fue una sensación única, súper agradecido a Estudiantes de Mérida que me abrió las puertas, un club hermoso”.

Draghi cumple actualmente con un plan de entrenamiento que le envían semanalmente.

“Desde el club nos comparten rutinas de entrenamiento y la nutricionista nos envía la dieta aconsejada para este momento”, puntualizó.

En cuanto al regreso a la actividad, comentó: “Hasta el momento no se sabe nada, todo depende del final de la pandemia en principio en Venezuela”.