Más NoticiasPolideportivo

“Feliz de estar nuevamente en la oficina”

El último entrenamiento, el último momento con una raqueta de tenis en la mano fue el 12 de marzo, luego el aislamiento social como consencuencia de la pandemia de Coronavirus.

Pero el 10 de junio, casi tres meses después, el profesor Ricardo Pont se reencontró con sus alumnos y con los amantes del tenis.

Con la cordialidad de siempre Pont dialogó con El Grito Sagrado y compartió sus sensaciones sobre la cuarentena.

“Fue jodida porque se cortó todo y más cuando trabajas de profe de tenis, en forma independiente, esa es tu única profesión. Por suerte a través de unos amigos bodegueros pude empezar a vender vino para tratar de zafar”.

Durante todo este tiempo sus alumnos continuaron con entrenamientos, cada uno en su casa, que fueron adaptando según las circunstancias.

“Insistí para que trabajaran en lo físico, que se mantuvieran en ese aspecto. En lo que respecta al tenis, el hecho de pelotear contra un frontón o algo similar es demasiado elemental y en un buen jugador la verdad no mejora demasiado”.

En la vuelta a las clases y los entrenamientos Pont compartió sus primeros momentos del regreso junto a dos talentosos jugadores: Julián Giménez y Bautista Espina.

“Los golpes obviamente los tienen así que hay que seguir trabajando para pulirlos ya que en la parte física ambos están bastante bien”, destacó y agregó “Para la mayoría fue increíble volver a pisar una cancha después de tantos meses encerrados. Casi todos terminaron ahogados, evidenciaron kilos de más (risas) por eso ahora deben empezar de cero nuevamente pero todo contentos de poder practicar este deporte que tanto les gusta”.

Horizonte

“Está muy lejos ya que en Buenos Aires por ejemplo en estos momentos no es factible entrenar por lo tanto Nacionales y ese tipo de torneos es realmente muy complejo”.

Cabe señalar que la Asociación Argentina de Tenis se encuentra en pleno proceso de reprogramación y reformulación de sus competencias a fin de adaptar los calendarios al progresivo retorno a la actividad en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Protocolo

La Asociación Argentina de Tenis fue una de las primeras instituciones en presentar el protocolo correspondiente para regresar a la actividad, lógicamente cada club lo adapta de acuerdo a sus posibilidades.

“En el caso de nosotros (Club de Pescadores), para pedir un turno, una cancha hay que hacerlo por teléfono. Los autos no ingresan al club. Además cada jugador debe llevar su alcohol en gel y agua. Los vestuarios están totalmente cerrados. En el caso de las clases de tenis, las pelotitas las toco solamente yo”.

Por último Ricardo confesó “Se podría haber empezado antes pero bueno volvimos que es muy importante, estoy feliz de volver a trabajar, estar en mi oficina, al aire libre, adentro de una cancha de tenis”.