FútbolMás Noticias

Reunión de la Comisión Médica de AFA

La Comisión Médica que trabaja sobre el protocolo para el regreso de la actividad se reunió vía zoom para tratar diversos aspectos.

Entre los puntos más importantes de la jornada se destacaron: la adecuación del protocolo base para los clubes de ascenso y también como podría ser el protocolo de transporte para aquellos futbolistas de instituciones que utilicen el servicio público para concurrir a los entrenamientos.

Dentro del protocolo de traslado se destacan los siguientes términos: Se buscará una empresa que brinde un servicio exclusivo puerta a puerta. El mismo deberá tener estricta atención de la normativa sanitaria de higiene vigente y el distanciamiento correspondiente adentro del vehículo.

Estos puntos son los que se desarrollaron para la medida:

Responsable a cargo

Dirección de cada futbolista

Fecha, hora y lugar del entrenamiento

Cantidad de pasajeros

Deberá saberse el movimiento de cada unidad 48 horas antes.

Lista completa de pasajeros con todos los datos personales.

Información solicitada vía mail.

Ante cualquier eventualidad o modificación habrá una línea telefónica disponible las 24 horas a fin de solucionar y resolver el inconveniente

En futuras reuniones, la Comisión Médica, trabajará también sobre un protocolo vinculado a la actividad infanto-juvenil.

Del mate al alerta por el doble trabajo de los médicos

Con sugerencias de varios tenores, la reunión de los médicos abordó desde el más mínimo al más importante de los detalles. ¿Qué se propuso?.

Se llevó a cabo la reunión de los “médicos” vía zoom y, en ella, se discutieron los puntos del protocolo presentado por la Liga Profesional. Los médicos fueron presentando ideas y discutiendo puntos a resolver, como por ejemplo el mate y la llegada a los lugares de entrenamiento.

Sí hubo coincidencia en dos puntos: hacer test 72 horas antes del primer entrenamiento y el día del regreso a los entrenamientos. Sobre el transporte para llegar a los predios, se propuso que haya un micro que vaya levantando a los jugadores en su recorrido y, que dentro del transporte, haya distanciamiento. En el caso de los jugadores con auto, se propuso que no viajen más de tres personas y que lo hagan con barbijo, sí o sí.

También, varios de los galenos recomendaron que haya una capacitación a jugadores, entrenadores, empleados de cercanía de los planteles (¡hasta los cocineros!). Además, se recomendó analizar qué hacer con los mayores de 60 años.

Se habló de “un tope de tiempo de entrenamiento” y la implementación de una Declaración Jurada de salud, en la que los jugadores y todos los afectados tengan que responder si tuvieron o no síntomas. Propusieron que exista “una comunicación sencilla” y que se definan quienes son los autorizados a estar en los entrenamientos. También se puso sobre la mesa qué hacer en caso de la aparición de positivos en los análisis previos.

Se habló de prohibir el trabajo de médicos que trabajen en otras instituciones, al tiempo que se necesita definir una zona de seguridad en cada club y ajustar los protocolos a cada categoría. Uno de los profesionales propuso “tercerizar” la realización de los hisopados y otro hacer PCR. Resta definir si los hisopados los harán los propios médicos de los clubes o no.

También pidieron que la ropa de los jugadores esté en un locker en el club y que no venga de la casa de cada uno de ellos, que al terminar de entrenarse deben bañarse y ponerse su ropa particular para irse. Se propuso, también, reducir al mínimo indispensable la circulación de jugadores, así como también sumar a infectólogos especialistas al grupo de trabajo. Otro médico expresó que hay que ver bien el tema de los vestuarios, porque hay algunos que son muy chicos. A su vez, se pensó en evitar que los médicos tengan “doble trabajo” en esta etapa.

Otro especialista propuso que los jugadores siempre anden con el mismo grupo, que no se altere y que haya especial capacitación para los futbolistas en temas tales como el mate, el lavado de manos y otros hábitos de suma importancia. Por último, otro galeno sugirió que exista un jefe o persona referente que de indicaciones sobre el tema y que los demás las respeten “para evitar cruces o diferencia de opiniones”.

Si bien el protocolo aún no fue confirmado, sí es cierto que, de a poco, se van dando los pasos necesarios para volver. La discusión de profesionales de la salud sobre el tema es uno de ellos. Y de los más importantes.

 

Fuente: Doble amarilla