FútbolMás Noticias

Un día como hoy: Argentina ganaba el Mundial de México 1986

Inolvidable. Histórico. El 29 de junio de 1986, en el Estadio Azteca, Diego Armando Maradona levantaba la Copa, la besó y la compartió con sus compañeros. Un equipo, un campeonato.

La selección nacional conquistaba por segunda vez el Mundial, el de México 1986.

Tras vencer a Alemania por 3-2 en la final, la Argentina de Carlos Bilardo se consagraba campeón de manera invicta.

El seleccionado nacional era un equipo tuvo perfección la técnica y entrega. Era un conjunto ordenado tácticamente.

La selección la encabezaba Maradona, y tenía jugadores de primer nivel, como Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, autor del tercer gol ante los alemanes, Sergio Batista y Jorge Valdano.

El camino a la final

El seleccionado de Bilardo debutó en el Mundial con una victoria por 3-1 ante Corea del Sur. Dos tantos de Valdano y otro de Ruggeri para el triunfo.

En la segunda fecha fue empate 1-1 frente a Italia, que llegaba como campeón. El gol lo marcó Maradona.

Argentina cerró la fase de grupos venciendo 2-0 a Bulgaria, con gritos de Valdano y Burruchaga.

En los octavos de final, Argentina derrotó 1-0 a Uruguay con un gol de Pedro Pasculli.

Mientras que en cuartos de final llegó el histórico partido ante Inglaterra. El encuentro se disputó en el estadio Azteca con un Maradona sobresaliente. Diego marcó el primer gol, con “la mano de Dios” y luego el segundo, el mejor tanto de la historia de los Mundiales. Fue 2-1 para llevar a las “semis”.

Tres días después, ante Bélgica, el “10” volvió a brillar y con dos goles, Argentina se impuso 2-0 y accedió a la final.

La conquista

El estadio Azteca fue el escenario de la finalísima, el 29 de junio. A los 23 minutos del primer tiempo, con un cabezazo, José Luis Brown abrió el marcador para el equipo de Bilardo.

En la segunda mitad, Valdano aumentó y puso el 2-0. Pero Alemania igualó con tantos de Rummenigge y Völler.

El conjunto nacional reaccionó a tiempo, y a siete minutos del final, tras un gran pase de Maradona, Burruchaga protagonizó una épica corrida para poner el 3-2 definitivo.