Más NoticiasPolideportivo

TAD: la contracara argentina del famoso TAS

Las noticias de que tal o cual club espera la resolución del TAS es muy habitual en el fútbol argentino y en el de todo el planeta. Prácticamente todos los litigios vinculados al deporte se resuelven en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en francés) pero son pocas las instituciones que pueden acceder a reclamar justicia a los juzgados con sede y leyes suizas.

Claro, cualquiera que quiera plantear un reclamo, por el sólo hecho de iniciarlo, debe abonarle ¡50 mil dólares! al TAS. A eso hay que sumarle los gastos de pasajes, de abogados que puedan moverse con facilidad con las normativas de aquel país y de pagar los gastos de la otra parte en caso de no tener sentencia. Ah, los jueces emiten una resolución, pero si querés los argumentos… cash de nuevo. Hay que volver a pagar para saber las razones de un fallo. Toda una fortuna…

Por supuesto, las cuestiones económicas dejan sin chance a un montón de clubes y entidades con menores posibilidades de arrancar cualquier demanda. Ante esa necesidad nace el Tribunal Arbitral del Deporte, en una versión de criolla/latinoamericana. “Viene a darle la posibilidad a todos de acceder a la Justicia y a pensar al deporte como una cuestión social. Le damos oportunidad a todo el mundo”, cuenta Daniel Peralta, uno de los abogados que integrará la Comisión Directiva del TAD. Y aclara: “El TAS no es más que nosotros. Somos un tribunal arbitral independiente.

La FIFA en la circular 1010 le dice a todas sus federaciones que ellos tienen que imponer un tribunal arbitral y que tiene que trabajar en forma conjunta con una federación. Y ese punto está cumplido de nuestra parte. El TAS no tiene ninguna federación. Ni siquiera cumple con el requisito mínimo. El tema es que los poderosos no quieren que esto avance”.

Para que pueda actuar, las dos partes que entran en un conflicto deben estar de acuerdo en dirimirlo en este Tribunal, que no tiene instancias de apelación: lo que resuelve es la palabra final. El TAD tiene a más de 30 árbitros, especialistas en derecho deportivo, y cada parte puede elegir en la página web al que más le guste, entre opciones de especialistas de cada tema (por ejemplo, si es un litigio de clubes de rugby, serán específicos de la actividad). Cuando se requiere a un árbitro y los involucrados no se ponen de acuerdo, define el Tribunal. Y, en los casos en los que se necesiten tres árbitros, cada parte elige a uno y el TAD al tercero.

Ya comenzaron a aparecer los primeros casos que buscan resolución. Pero la intención de sus integrantes e impulsores es quitarle el monopolio al TAS y brindar soluciones a las entidades menos pudientes. “Es casi imposible ir al TAS. Si trasciende el Tribunal Arbitral del Deporte, va a aparecer esto como una herramienta. La cuestión es que las federaciones y las confederaciones lo incluyan en sus estatutos para cambiar esa lógica”, advierte Peralta. Justicia en castellano y con requisitos acordes a esta parte del mundo…

 

Fuente: Diario Olé