HockeyMás Noticias

Una vikinga que sueña con ser Leona

La protagonista de la nota es Luján Guirado, sanrafaelina que actualmente juega al hockey sobre césped en la primera división de River Plate.

“Llegué a San Rafael dos días antes que decretaran la cuarentena”, comentó.

Tras una exigente pretemporada, ese fin de semana estaba programa la primera fecha del certamen organizado por la Asociación Amateur de hockey de Buenos Aires, en la cual el elenco “Millonario” visitaba a Santa Bárbara; pero todo fue suspendido por la pandemia de Coronavirus.

Durante la cuarentena Luján entrenó en casa: “con el club seguimos entrenando vía Zoom, los lunes táctica y los sábados parte física además de charlas y juegos”.

Desde el punto de vista psicológico, la ex delantera de San Jorge, comentó.

“Las primeras semanas estuve realmente muy desmotivada. Y es que hice una muy buena pretemporada jugando varios partidos amistosos, había pasado a integrar el plantel de primera y de repente se cortó todo, eso me puso triste”.

Pero lejos de bajar los brazos, Guirado ha seguido sumando sesiones de entrenamiento.

“La parte física la entreno con Florentino Correas tres veces a la semana y la parte técnica la estoy haciendo con San Jorge, así que a full aprovechando este momento” contó y agregó “El primer día de entrenamiento en la cancha de San Jorge me quedé hasta el final y la verdad no me quería ir a mi casa. Fueron sensaciones muy lindas sobre todo poder volver a mi club”.

Un equipazo

Las “Vikingas”, plantel que dirige Sergio “Cachito” Vigil, tiene entre sus integrantes a Belén Succi, Lucina Von Der Heyde y a las mendocinas Macarena Rodríguez, Luciana Molina y Priscila Jardel, entre otras.

“Tener la posibilidad de tirar y que la arquera sea Belén Succi es increíble”, destacó Luján.

Sueño

“Mi sueño es poder jugar en las Leonas, es mi gran objetivo por el cual entreno todos los días”.

Por último se refirió al futuro deportivo.

“Todo es incertidumbre sobre todo porque en Buenos Aires el panorama está bastante peor que acá. Y el no saber cuándo podré volver a jugar con la camiseta de River me mata”.

Con apenas 18 años de edad, Luján es un proyecto para seguir muy de cerca, con mucho talento y un futuro que invita a soñar.