FútbolMás Noticias

El Salvador, algo más que un club

La institución se fundó en 1939 sin embargo hace tres años ese fusionó con el Club El Vencedor.

“La camiseta tiene los colores de El Vencedor, es decir, azul con vivos blancos y el nombre del club quedó El Salvador” comentó Alejandro Guiraldez, Coordinador General.

El club está ubicado en el Zanjón Los Inquilinos sin número, entrando por calle El Vencedor, en el distrito de Cuadro Benegas.

Con personería jurídica y papeles al día es una de las pocas instituciones que renueva autoridades todos los años ya que aún no han modificado el estatuto. Actualmente el presidente es el señor Juan Silva.

Si bien se practica bochas y zumba, el fútbol tiene un marcado protagonismo.

“Tenemos fútbol infantil, a partir de los 8 años de edad hasta quinta división de la Liga Distrital” expresó Guiraldez.

En cuanto a lo edilicio el club cuenta con una cancha de fútbol, la casa del cuidador, una cantina y dos canchas (cerradas y techadas) de bochas.

“Se hicieron los baños y este año empezamos con los camarines. Todo a pulmón. Acá en el predio se realizan el Festejo de Reyes Magos, se celebra el aniversario del distrito y la Fiesta de la Vendimia. Gracias a todos esos eventos podemos recaudar para las obras”, expresó Alejandro.

Además en el Club El Salvador funciona un merendero y es el lugar donde se reparten alimentos para la gente que habita en la zona, que es mucha por cierto.

El club cumple una función social realmente muy importante porque está retirado con lo que eso implica y significa para la gente.

“Durante la cuarentena no hemos tenido mayores gastos, salvo los impuestos que han disminuido porque el club está cerrado. Pero al no poder abrir no podemos hacer nada”, dijo el Coordinador.

Pese a la situación que atraviesa el país en el club se animan a proyectar de cara a lo que resta de la temporada.

“La idea es seguir con la construcción de los camarines y el cierre del predio. Esos son nuestros objetivos”.

Un club que merece un reconocimiento pero sobre todo la ayuda de aquellos que deben ocuparse.

Fotos: Gentileza: Alejandro Guiraldez