FútbolMás Noticias

“Estoy analizando si seguiré jugando al fútbol”

La sanrafaelina Mariana Laviña llegó al Racing Club de Avellaneda hace cuatro años.

El equipo de fútbol estaba en primera B y con una realidad bastante distinta a la actual.

“En febrero de 2017 cuando comenzamos a entrenar no teníamos no ropa de entrenamiento, luz y un escaso apoyo de la dirigencia; sin embargo ascendimos”, recordó.

Pero la historia cambió porque el tiempo transcurrió, el fútbol femenino fue creciendo y poco a poco se fue ganando un lugar a tal punto que consiguió la profesionalización.

Este año el certamen de primera división no pudo terminar debido a la pandemia de Coronavirus, Racing había clasificado para la zona campeonato pero la competencia se dio por terminada.

“A fines de junio el DT junto a su cuerpo técnico se comunicaron conmigo (vía Zoom) para plantearme que en el próximo torneo iba a tener pocos minutos porque la idea de la dirigencia es apostar a las juveniles. Yo la verdad no sé cuánto tiempo más voy a jugar pero quería terminar mi carrera en Racing, club del que soy hincha, pero jugando. Por eso, ante esa situación decidimos de común acuerdo finalizar el vínculo” destacó Marisa.

Laviña comenzó a jugar al fútbol cuando tenía 13 años junto a sus hermanos en el Atlético San Luis. Al poco tiempo, junto a unas amigas, se fue a jugar a Huracán y luego a Monte Comán. Posteriormente como consecuencia del escaso apoyo las chicas decidieron crear un equipo y lo llamaron “Amazonas”, con el cual consiguieron muchísimos triunfos.

A los 18 años recomendada por Gimena Blanco (mendocina), habló con el DT de River Plate y de esa manera llegó al equipo “Millonario” donde actuó una temporada.

Su camino dentro del fútbol continuó en Huracán de Parque Patricios, equipo en el que jugó durante cuatro años.

Pero apareció Racing, su gran amor y no dudó ni un instante en ponerse la celeste y blanca.

Futuro

“Tengo dos propuestas que debo responder pero pedí un poco de tiempo para analizar si voy a seguir jugando. Primero quiero que pase todo esto y luego sentarme a tomar una buena decisión”, aclaró.

Hoy por hoy la sanrafaelina está enfocada en otras tareas: es acompañante terapéutica y hace poco tiempo terminó un curso de lenguaje de señas; mientras tanto la redonda espera por la decisión de la mediocampista.