-Fútbol

Un arquero “Loco” llegaba a primera división

Ya desde sus inicios en las divisiones inferiores de Atlanta, Hugo Orlando Gatti avisaba que no llegaba para ser un arquero más del montón. Con un estilo muy particular y excéntrico, el guardametas se destacaba no sólo por contener el balón, sino también por su costumbre de salir fuera del área y utilizar los pies (algo que por aquel entonces no era para nada común en un los hombres que debían ‘limitarse’ a estar bajo los tres palos).

Pero no sólo su estilo y personalidad verborrágica lo llevaron a destacarse prematuramente (características que le otorgaron el apodo de ‘El Loco’), sino principalmente la eficacia en su labor. Así fue que con apenas 17 años se ganó un lugar en el primer equipo ‘bohemio’ y tuvo su debut el 5 de agosto de 1962 ante Gimnasia La Plata. El estreno no fue el ideal, dado que su equipo fue derrotado por 2 a 0.

12ª fecha – 5/8/1962

Gimnasia y Esgrima (La Plata) vs. Atlanta: 2-0

Síntesis

Gimnasia y Esgrima: Gerónimo; Galeano, Marinovich, Davoine, Mallo; Lejona, Ciaccia, Prado, Rojas; Carro y Gómez Sánchez. Entrenador: Adolfo Pedernera

Atlanta: Gatti; Claria, Nuin, Vignale, Asprela; Bonczuk, Carone, Conde, Fernández; Poggi y Roque. Entrenador: Osvaldo Zubeldia

 

Cancha: Gimnasia y Esgrima

Árbitro: Ángel Norberto Coerezza

Goles: PT: 8´ Alfredo Rojas (GyE). ST: 8´ Oscar Gómez Sánchez (GyE)

Sin embargo, ese traspié no le impidió a Gatti ganarse su lugar en la historia del fútbol argentino. Tras jugar 38 partidos en la entidad de Villa Crespo, el ‘Loco’ saltó a uno de los grandes equipos argentinos en 1964: River. Pero su paso por el ‘Millonario’ no fue destacado, debido a que alternó la titularidad con el mítico Amadeo Carrizo. Luego de dar el presente en 77 encuentros, el oriundo de Carlos Tejedor pasó al ‘Lobo platense’, en donde militó desde 1969 hasta 1974 (244 duelos).

Al año siguiente emigró a Unión de Santa Fe por expresa solicitud del entrenador Juan Carlos Lorenzo. Y fue el ‘Toto’ quien en 1976 se lo llevó nada más ni nada menos que a Boca. Pese a su pasado por la ‘Banda’, Gatti ya había logrado ganarse el cariño de los simpatizantes ‘xeniezes’ cuando protagonizó una de sus ‘locuras’ en un Superclásico: los hinchas del conjunto de La Ribera le arrojaron un escoba que el ‘Loco’ tomó y la utilizó para ponerse a barrer el área, cambiando así insultos por carcajadas.

Fue entonces en Boca que alcanzó su mayor éxito, consiguiendo nada más ni nada menos que seis títulos en 417 partidos disputados:  Metropolitano 1976, Nacional 1976, Copa Libertadores 1977, 1978, Copa Intercontinental 1977 y Metropolitano 1981.