Fútbol

El “Portugal FC” que juega en la Premier League

Cuando un entrenador se va de su país para mostrar sus condiciones en una liga importante, suele llevar jugadores de su misma nacionalidad para poder transmitir sus ideas desde otro lado en el plantel. Eso parece haber hecho Nuno Espírito Santo en el Wolverhampton, en donde ya tiene nueve futbolistas nacidos en Portugal bajo su mando…

Rui Patrício, Rúben Vinagre, Rúben Neves, João Moutinho, Pedro Neto, Daniel Podence y Diogo Jota eran los que ya estaban en la última temporada. Pero en lo que va del actual mercado se sumaron Roderick Miranda (volvió del préstamo en Famalicao), Fábio Silva (40 millones de euros desde el Porto) y Vitinha (a préstamo también desde el vigente campeón de la Primeira Liga). Es decir, el plantel tiene actualmente ¡diez lusos!

Pero más allá de la adhesión del entrenador​ por sus compatriotas, algo que le valió al equipo el apodo de “Portugal FC” en las redes sociales, mucho tiene que ver el representante Jorge Mendes. Claro, el empresario chino Guo Guanchang es dueño del club de la Premier League y al mismo tiempo del 20% de la agencia del encargado de llevarle la carrera a Cristiano Ronaldo. ¿Coincidencia? Parece que no.

La llegada de Fabio Silva, promesa de 18 años desde el Dragao, también tiene una polémica explicación. Es que según trascendió en los medios portugueses, el Porto habría hablado con Mendes para “inflar” el precio del joven futbolista y así lograr mantener los números en orden para el Fair Play financiero que impone la UEFA. Obviamente, el representante habría sacado jugo de su vínculo con el líder asiático de los Wolves, considerado el “Warren Buffet chino”, para llevar a cabo la operación.

Pero lo más insólito ocurrió este viernes, cuando el conjunto de West Midlands presentó su tercera camiseta para esta temporada. ¿Qué tiene de particular? Tiene como colores base los mismos que los de la selección portuguesa, algo que hasta el Twitter oficial de la liga lusa se encargó de marcar con un guiño al club inglés.

Una a favor en la balanza para los Wolves es que el año pasado hubo una equipación en referencia a México. Es que Raúl Jiménez, nacido en tierras aztecas, es la gran figura del equipo y generó mucho interés en el norte del continente americano gracias a su capacidad goleadora.