-Fútbol

Quedaron afuera de la Copa y los hicieron volver caminando a casa

Parece (y es) una sanción dura. Nadie discute que si un equipo queda afuera en primera ronda de un torneo contra su clásico rival se merece un chirlito, aunque siempre dentro del marco de lo lógico. Algunos dobles turnos, más exigencia en los entrenamientos o incluso dar vueltas extra al campo de juego en una práctica. Pero, en Portugal, a un presidente se le fue la mano y recibió el repudio de la comunidad de futbolistas…

Pasó en la Tercera División lusa. El Lusitania de Lorousa FC tuvo que enfrentarse al Sao Joao de Ver en la primera ronda de la Taça, nombre que lleva la Copa Nacional. Pero el resultado no fue bueno y luego de 90 minutos tuvieron que volverse a los vestuarios con una derrota en sus hombros: el conjunto rival, que para colmo es de la misma región y es considerado un clásico, se impuso por 1-0 y logró la clasificación a la siguiente fase.

Pero no todo terminó ahí. Para los miembros del equipo que cayó fue una sorpresa cuando, al terminar de cambiarse y caminar rumbo al micro, vieron un estacionamiento vacío. ¿Qué pasó? El presidente de la institución, furioso por la derrota, tomó una decisión muy polémica: le pidió al conductor del colectivo que se marchara con el vehículo vacío. Y hubo que meterle pata.

Aproximadamente cuatro kilómetros y medio tuvieron que caminar los deportistas para regresar a su estadio. Según palabras del mandamás de la institución, Hugo Mendes, los jugadores que fueron derrotados “no son dignos de viajar en el micro del club”. Por eso muchos hinchas no entendían nada cuando, desde su auto, vieron al grupo de jugadores emprender una caminata de aproximadamente una hora.

El Sindicato de futbolistas portugueses puso el grito en el cielo y salieron a repudiar la conducta del dirigente del Lusitania. Además, le exigieron “una disculpa inmediata ante la plantilla del equipo por este lamentable incidente”.