Más NoticiasPolideportivo

Emanuel Lima: un gran ajedrecista

El protagonista de la nota es Emanuel Lima. Su relación con el ajedrez comenzó cuando tenía 12 años.

“Recuerdo que en aquella época jugábamos con mis amigos en el barrio Tac y luego nos comentaron que se jugaba en el Club Español así que nos arrimamos”, recordó y agregó “Generalmente jugaba con mis amigos y a medida que fui creciendo la idea era poder medirse con jugadores de primera o de segunda”.

Triunfos importantes

Lima ha conseguido, a lo largo de su trayectoria dentro del juego-ciencia, muchas victorias y grandes resultados. Sin embargo uno de los momentos de mayor felicidad no tiene que ver con un lugar en el podio o levantar un trofeo.

En noviembre de 2017 se disputó el Abierto Internacional de la Patagonia. Evento donde participaron destacados jugadores de diversas partes del territorio nacional como así también de otros países (Chile, España, Estados Unidos, México, Paraguay y Uruguay). Entre los Grandes Maestros y Maestros Internacionales, metido rozándose con ellos, compitió Emanuel.

“Tuve la suerte de ganar partidas muy importantes por el nivel de los rivales. Fueron momentos de mucho esfuerzo mental, a tal punto que en algún momento se me bajaron las defensas. Pero me puso muy contento el resultado final”.

En dicha competición Emanuel Lima (23° preclasificado) ocupó la 17° posición por delante de Claudia Amura (Gran Maestro femenino), entre otros.

¿Cómo te llevas con las derrotas?

“En ese torneo en Neuquén perdí con un Gran Maestro, por paliza. La verdad me hizo replantear todo porque te pueden ganar, claro, pero no tanto o de tal manera”.

En cuanto a la experiencia luego de tantos años en el ajedrez, puntualizó: “Sirve muchísimo sobre todo en momentos de tensión porque son situaciones que seguramente uno que juega hace años las vivió más veces que uno que recién comienza”.

Actualmente Emanuel participa de la Chess Covid Cup, el certamen virtual por equipo donde participan elencos de todo el país. Juega para el Club de Ajedrez San Rafael y también defiende los colores de una institución de Bahía Blanca.

Son tiempos, los que vivimos, en los que, en el ajedrez hay mucha competencia virtual. Al respecto comentó: “No queda otra que acostumbrarse. Yo prefiero el cara a cara donde hay más de psicología con el oponente porque en esta modalidad virtual uno no sabe quién está del otro lado. Es diferente”.

¿Cuándo o de qué manera disfrutas de una partida?

“Siempre disfruto de una partida aún más si voy ganando o estoy atacando”.

También hizo referencia a sus metas y próximos objetivos: “Me gustaría poder participar nuevamente en eventos como el Abierto Patagónico. Pero pasa que ya estoy grande y por ende tengo mis limitaciones” (risas).

Por último aclaró que durante la semana no “entrena”.

“Cuando estoy en casa y puedo, juego de a 50-10 minutos. Voy hago una cosa, muevo y así. Quizás en total eso represente aproximadamente una hora y media. En realidad lo hago para no pasar vergüenza cuando me toca jugar un torneo pero soy consciente que me falta”.

A sus 39 años, Emanuel se siente motivado sobre todo cuando no pierde. Y es lógico ya que no cae muy seguido porque es un gran jugador con mucho talento.