FútbolMás Noticias

El Pitu Barrientos jugará el Regional Amateur

Pablo Barrientos, Pitu para la mayoría de la gente, hizo una larga y exitosa carrera. Surgido en Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia y y con un paso por la CAI de la misma ciudad, el patagónico (nació en Darregueira pero se crió en Chubut) armó las valijas y probó suerte en San Lorenzo, el club del que es hincha reconocido.

Su gran nivel le permitió viajar a Rusia e Italia. En Catania dejó su marca y aunque al volver a la Argentina temporalmente lo hizo a Estudiantes, nunca se olvidó de sus orígenes. Por eso en cuanto pudo desvincularse del club tano volvió al Ciclón, donde se sacó la espina de ser campeón y logró ganar una Copa Libertadores y una Supercopa contra Boca Juniors, en la que hizo dos goles.

Y ahora irá más atrás en sus inicios: volverá a la ciudad y al club que lo vio nacer. El volante de 35 años, de último paso por Nacional de Montevideo, decidió cerrar su ciclo como futbolista en la institución que lo formó de chico y a la que lo une un gran cariño. “Me voy a poner a disposición de la gente del club”, prometió el talentoso jugador. “En estos tiempos que se hable de jugar es apresurar, pero apenas se pueda voy a pertenecer al club de mis amores”.

“Estaba tranquilo, yo sabía que esto podía pasar, no me quería apurar por todo esto que está pasando”, expresó con unas notorias ganas de pisar el césped. “Creía que no me tenía que apresurar pero mi círculo íntimo ya lo sabía, si Dios quiere van a comenzar los entrenamientos y me sumaría a entrenar con los chicos”, confirmó.

A la hora de plantearse esta decisión, reveló que sintió que debía “parar la pelota y decidir”. Y todo fue muy claro: “Una de las cosas que pensé era venir y estar con mi familia. Y al estar acá, pensé en mi club, que es Newbery”. Al igual que su hermano Hugo, volverá a la institución Aeronauta para comenzar la etapa final de su carrera. Pero tiene un deseo: “Ojalá que vaya todo bien y pueda jugar mucho tiempo”. Un lindo detalle: el clásico rival de su nuevo club es nada más y nada menos que Huracán de Comodoro Rivadavia.