FútbolMás Noticias

Los torneos más insólitos en la historia del fútbol argentino

Se acabó la espera. Después de muchos fines de semana tirados en el sillón sin saber qué hacer, intentando mirar fútbol de cualquier liga del mundo, volvió el nuestro. Y en un contexto raro, en un país raro (¿o creemos que Argentina es un país normal? ¿O acaso no alcanza con mirar el noticiero cinco minutos para darnos cuenta de esto?). El regreso, entonces, será raro, con esta inédita Copa de la Liga Profesional 2020.

Este torneo que salió a las corridas como consecuencia de la cancelación de la Copa de la Superliga por la pandemia allá en el lejano marzo. El formato es particular: seis grupos con cuatro equipos, dos rondas de todos contra todos, con clasificación a la Fase Campeón y también Fase Complementación, instancias que nuevamente tendrán zonas y posteriormente una final. De esta edición saldrá un clasificado a la Copa Libertadores 2021 y uno a la Copa Sudamericana 2022. ¿Es la Copa de la Liga Profesional el torneo más loco en la historia de nuestro país? Si bien es difícil de explicar, no está ni cerca. Acá repasamos otras ediciones que pondrían los pelos de punta a las organizadas Premier League o Bundesliga…

Hace 100 años se disputó la Copa Estímulo, competencia creada para jugar en el receso que produjo la participación de la Selección Argentina en el Sudamericano de Brasil. La curiosidad no pasó por el formato, pero sí por la definición: ¡Huracán salió campeón sin disputar la final! El Globo debía enfrentar a Banfield, pero el Taladro decidió ir a jugar otro torneo, cediéndole la copa al conjunto de Parque Patricios. Mal parido, el invento duró poquito y apenas se volvió a jugar en 1926 (campeón Boca) y 1929 (Gimnasia LP) antes de desaparecer. Todos estos títulos amateurs, ninguneados durante tiempo, hoy forman parte de la historia de los clubes.

En los comienzos del profesionalismo surgió la Copa Doctor Adrián Beccar Varela, en homenaje al presidente de la AFA entre 1927 y 1929, año de su muerte. Más allá de haber billetes de por medio, continuaron las historias insólitas. En 1932 ganó Racing y al año siguiente llegó a la final. A falta de dos minutos, disconformes con algunos fallos del juez, los de Avellaneda se retiraron de la cancha cuando empataban 2-2 con Central Córdoba de Rosario. ¿Qué se determinó? El Charrúa campeón, que luce orgulloso su única copa nacional de sus 114 años de historia.

Hay más: en 1934 se disputó el campeonato de Primera División con apenas 14 clubes (se destacan las fusiones de Talleres de Remedios de Escalada con Lanús y Atlanta con Argentinos de Juniors) y la AFA decidió disputar tres rondas (ida, vuelta y revancha). Esta única e insólita experiencia quedó en manos de Boca, campeón con 23 triunfos en 39 partidos.

En la temporada 1988/89, llegó otra famosa prueba de la casa madre nacional, que decidió eliminar los empates. Si el juego terminaba igualado, había penales, que daban un punto extra. El ganador en los 90 minutos sumaba tres, mientras que el vencedor desde los 12 pasos se llevaba dos y el que perdía por penales, uno. Independiente se quedó con aquel torneo, pero también es importante destacar el récord que se dio entre Argentinos y Racing: el Bicho le ganó a la Acadé una eterna definición por 20-19, la más larga de ese año.

Si están sorprendidos, lo mejor quedó para el final. Entre 1939 y 1949 se jugó siete veces la Copa Adrián Escobar (pope de la AFA desde 1939 hasta 1941, antes convertirse en embajador en Estados Unidos, Brasil y España). El torneo lo disputaban los siete equipos mejor posicionados del campeonato de Primera División y el campeón ingresaba en las semifinales. Lo curioso de estas ediciones fue que los partidos no duraban 90 minutos, sino 40, divididos en dos tiempos de 20. ¿Raro? Hay más: en caso de empate, festejaba ¡el de mayor cantidad de corners a favor! River y San Lorenzo fueron los únicos que estuvieron en todas las ediciones y en 1946 no hubo campeón (el torneo quedó desierto tras los cuartos de final). ¿Y hubo algún partido que se definió por esta vía de más corners pateados? Claro que sí. Huracán en 1943 se llevó el título por los tiros de esquina (4-1 vs. Platense; habían igualado 0-0 en los 90 minutos), lo mismo que Newell’s en 1949, cuando se impuso a Racing por 4-2 tras haber empatado 2-2.

¿Y cómo olvidar el torneo de 30 equipos, uno de los más largos del mundo? Mientras se va camino -aunque todavía falta- a regresar al viejo y confiable campeonato de 20 clubes, la AFA, pandemia mediante, organizó otro experimento que quedará para la posteridad…