FútbolMás Noticias

Sus manos combinan fútbol y música

El protagonista de esta historia juega al fútbol y es disc jockey. Vale señalar que Facundo Carrizo es un gran arquero y como DJ, uno de los mejores.

Sus inicios fueron con la pelota en las manos y en el arco.

“Siempre fui arquero, desde chico, el menor de mis hermanos así que me mandaban al arco y siempre me gustó”, cuenta.

De jugar en la escuela y en el barrio pasó a la octava división del Sport Club Quiroga donde permaneció hasta séptima. Luego pasó a Huracán donde jugó en sexta y quinta. Sin embargo su debut en primera división fue con el azul de calle El Pino.

Carrizo tiene como principal cualidad el juego aéreo mientras que su punto débil son los remates bajos y esquinados, en realidad esos que molestan a cualquier arquero.

Su relación con la música comenzó de pequeño.

“Cuando iba a un cumpleaños de 15 generalmente me quedaba al lado del DJ, me llamaba la atención las luces y todo eso”, confesó.

Poco a poco esa relación fue creciendo y entonces fue comprando sus propios equipos.

Así con apenas 16 años de edad tuvo su primer evento, un cumpleaños de 18 años. Posteriormente llegaron los boliches (Ox, La Reina) y acontecimientos muy importantes.

“En mi casa siempre escucho música porque me gusta y además me ayuda a distraerme. Y en los camarines pongo música yo, siempre me lo piden”, aclaró.

¿Y qué pasa si tenes que poner música un sábado y al otro día jugas?

“Los últimos años cuando pasaba una situación así, hacía la previa y me iba temprano a mi casa. Mis compañeros de cabina ya sabían y me apoyaban”.

A la hora de elegir los buenos momentos, ¿Qué te dio más el fútbol o la música?

“Depende el punto de vista. He jugado muy buenos partidos, finales y eso se disfruta. Y en lo que respecta a la música tuve la suerte de poner música en la Fiesta del Turismo, en el recital de la Bersuit ante 50 mil personas. Ese día me temblaba todo”.

Con 25 años Facundo disfruta de su presente sin dejar de lado sus sueños.

“En el fútbol apunto a salir de San Rafael y tratar de llegar lo más lejos posible por eso entreno para mejorar día a día. Y con la música me gustaría tocar en más lugares, eventos y sobre todo seguir creciendo”.

Tuvo la chance de ir a jugar al Deportivo Maipú pero debido a la pandemia no pudo arreglar el tema alojamiento y también lo llamaron del Club La Gloria de Mendoza pero el Covid-19 frenó esa chance.

Mientras tanto entrena en el Sport Club Quiroga esperando una oportunidad, y los viernes en vivo por Facebook realiza un show musical imperdible.