-Ciclismo

La nueva esperanza del ciclismo local

Si bien practicó varios deportes: taekwondo, natación, fútbol, handball y rugby; el apellido y la herencia familiar pudieron mucho más. Por eso Tiago Rivera, hijo del “Lucho” (uno de los grandes del ciclismo local y provincial), se dedica al ciclismo.

Su relación con la bicicleta comenzó desde muy pequeño: “Recuerdo que a los 2 años me subí por primera vez”, comentó y agregó “Pero estoy compitiendo desde hace dos años”.

En cuanto a las preferencias ciclísticas, Tiago confesó: “Me gusta mucho la pista y en ruta prefiero el sprint”.

Durante la cuarentena siguió entrenando en casa con su papá, con pocos objetivos a corto plazo pero las mismas ganas de siempre: “Él siempre me aconseja, me ayuda y me entrena”, sostuvo.

Entrena de lunes a viernes, un par de veces en el velódromo y el resto en ruta.

Su principal objetivo de cara a la próxima temporada serán los Juegos Nacionales Evita, donde buscará ser protagonista y llegar lo más lejos posible.

En su tiempo libre observa videos de competencias de pista y sigue las etapas de las grandes vueltas sobre todo cuando corre el eslovaco Peter Sagan, uno de sus grandes referentes.

Con apenas 13 años de edad Tiago pedalea en busca de grandes sueños: “Me gustaría ser campeón mundial o ganar un Juego Olímpico”.

Tiene muchas condiciones y es muy aplicado a la hora de entrenar, ojalá que el camino que está comenzando a transitar tenga muchos éxitos y pueda volar alto, muy alto.