Más NoticiasPolideportivo

El día que UTN hizo historia en el vóley mendocino

El 16 de diciembre de 2012, el equipo masculino de la Universidad Tecnológica Nacional se consagró campeón del torneo “Clausura” mendocino de vóleibol.

Primera vez en la historia que un elenco sureño dio la vuelta olímpica en el certamen más importante de la provincia.

El entrenador de ese equipo fue Federico Gurruchaga que recordó esos momentos de tanta alegría.

“Ese año ganamos el Vendimia (final: 3-0 a General San Martín) y sirvió para darnos cuenta que podíamos estar entre los primeros tres”, destacó Federico.

Los buenos resultados continuaron ya que en el “Apertura” UTN finalizó en la tercera posición.

Con el objetivo de quedar entre los tres primeros, el conjunto sanrafaelino (prácticamente el mismo que inició la temporada) afrontó el segundo semestre del año.

“En la fase regular del torneo Clausura perdimos algunos partidos importantes (Regatas y Tunuyán) donde íbamos adelante pero no pudimos cerrarlos y se nos fueron en el tie break; algo dentro de todo normal para un equipo que no estaba acostumbrado a pelear cosas importantes. Fue un proceso de maduración donde poco a poco los chicos fueron ganando confianza”, comentó el DT.

Final, partido único que se disputó en el estadio “Pascual Pérez” en la capital mendocina. Con Tunuyán y UTN como protagonistas.

“Esa semana previa recuerdo haber visto a los chicos con los ojos encendidos, como nunca, y eso me tranquilizó mucho. Noté en ellos hambre de querer jugar esa final ante un rival al que ya le habíamos ganado y eso nos daba un plus porque sabíamos que se podía repetir”.

El primer set lo ganó UTN por 25 a 22. El segundo parcial, los del Valle de Uco se llevaron la victoria por 27 a 25. El tercer capítulo, el triunfo volvió a quedar en manos de los universitarios por 25 a 20. El cuarto set, un  parcial que podía definir al campeón, lo ganó Tunuyán por 25 a 22.

El tie break, que se jugó con los dientes apretados y cada pelota como si fuera la última, tuvo un buen inicio de Tunuyán que comenzó ganando 6-1.

“Le miraba la cara a los chicos y supe que era posible darlo vuelta. El equipo pese al arranque mostraba mucho volumen de juego y eso me daba tranquilidad”, puntualizó Gurruchaga.

Pero el panorama cambió y UTN se impuso 15 a 9 quedándose con el título.

“Lo dimos vuelta muy bien, categóricamente. Fueron unos leones dentro de la cancha. Me saco el sombrero por ese equipo”, confesó el entrenador.

El plantel

Ezequiel Arregui, Cristian Balastegui, Juan Pablo Fourniguier, Martín Fourniguier, Gonzalo Gili, Matías Gutiérrez, Gonzalo Martínez, Facundo Ríos, Federico Sáenz (capitán) Diego Sela, Gustavo Telesca, Roberto Vergara, Walter Martín (ayudante de campo y scoutman) y Federico Gurruchaga (entrenador).

Recuerdo-homenaje

¿Qué fue lo primero que pensaste o en quién al momento de los festejos?

“En ese momento pensé en una sola persona: en el Poroto Torres. Mi primer entrenador cuando tenía 5 años, mi segundo viejo, una persona que me marcó muchísimo. Por eso miré al cielo para dedicárselo. Por supuesto que también me acordé de mi familia y de los chicos que hicieron un sacrificio enorme. Fueron muchas emociones juntas”.

Un título con un protagonista desconocido, que logró lo que nadie imaginaba. Que jugó la primera final de su historia y la ganó. Que le faltó el respeto, deportivamente hablando, a los grandes del vóleibol mendocino. Un grupo de gente que demostró que con trabajo y sacrificio, los sueños se pueden hacer realidad.