-Básquetbol

Le tiraron pochoclos cuando se iba al vestuario y explotó de furia

Poco a poco van regresando los fanáticos a los estadios de los distintos deportes en los países que lograron vacunar a una gran parte de su población. Estados Unidos avanzó en ese rubro y los Playoffs de la NBA se están disputando con hinchas en cada una de las arenas. En consecuencia, regresaron los conflictos entre jugadores y espectadores: Russell Westbrook, jugador de los Washington Wizards, recibió la provocación de un espectador y explotó de la ira.

El base iba de camino al vestuario luego de torcerse el tobillo durante el segundo partido de la serie frente a los Philadelphia 76ers y un fan le arrojó pochoclo cuando estaba en la boca del túnel. El basquetbolista se dio vuelta para enfrentar al agresor pero varios colaboradores de la franquicia de la capital lo contuvieron para que el conflicto no pase a mayores.

“Para ser honesto, esta mierda se está yendo de las manos. Especialmente para mí. La cantidad de falta de respeto, los fans haciendo lo que se les canta es algo fuera de control. Hay cosas específicas que cruzan la línea como por ejemplo un tipo que me tira pochoclo en mi cabeza”, relató furioso Westbrook en la conferencia de prensa luego del partido que para colmo terminó con una derrota por 120 a 95 ante los Sixers.

Y agregó al respecto: “En estas arenas tienen que comenzar a proteger a los jugadores. Veremos qué hace la NBA”. Su compañero de equipo y estrella Bradley Beal catalogó el incidente como “asqueroso” y pidió que el individuo que generó el problema sea expulsado permanentemente del Wells Fargo Center sumado a que le prohíban la entrada a cualquier estadio de la NBA.

Valerie Camillo, presidente de operaciones del recinto deportivo donde ocurrió el altercado, publicó un comunicado luego del encuentro: “Esto fue algo fuera de clase, comportamiento inaceptable y no lo vamos a tolerar. Estamos orgullosos de tener a los fanáticos más pasionales del país pero este tipo de acciones no tienen lugar en nuestra arena”.

En la tarde de este jueves, Philadelphia hizo oficial la decisión. “Luego de una investigación con el incidente del partido de anoche, decidimos que la persona involucrada tendrá su abono cancelado de manera inmediata. Tiene prohibida la entrada a cualquier evento que se realice en el Wells Fargo Center. Le pedimos disculpas a Russell Westbrook y a los Washington Wizards por estar envueltos en esta falta de respeto. Gente así no tiene lugar en nuestra arena”, comunicó la franquicia.

Por otro lado el que salió a defensa de Russell Westbrook fue LeBron James, la estrella de Los Ángeles Lakers. “Por cierto, nosotros, como jugadores, queremos ver quién le tiró las palomitas de maíz a Russ mientras salía del juego esta noche con una lesión. ¡Hay cámaras en todos los estadios, así que no hay excusa! Porque si el zapato estaba en el otro pie…”, escribió en sus redes sociales.

A la espera de una sanción, la serie se traslada para los juegos 3 y 4 a Washington donde los Wizards serán locales. Con la presencia de Westbrook en incógnita por su lesión en el tobillo, los de la capital deberán levantar el nivel si no quieren ser barridos por los 76ers en la primera ronda de los Playoffs.