Más NoticiasTodo Motor

El primer coche híbrido en la historia del Dakar

En diciembre, Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Mattias Ekström formarán equipo defendiendo los colores de Audi en el Dakar 2022. Un nuevo reto, y mayúsculo, para el triple ganador de la prueba y su copiloto, Lucas Cruz.

El nuevo desafío de Carlos Sainz, a sus 59 años, será hacer competitivo en un plazo breve de tiempo un coche completamente diferente a lo que ha pilotado hasta ahora… y con una tecnología que no se ha enfrentado a los rigores del rally más duro del mundo. La marca de los aros tendrá que desarrollar en tiempo casi récord un prototipo híbrido que pueda, primero, completar el Dakar y, después, hacerlo de forma competitiva.

Sainz y Cruz se unen así a su cuarto equipo oficial, después de pilotar juntos (y ganar una edición del Dakar con cada uno) para Volkswagen, Peugeot y Mini. Junto a los españoles, el 14 veces campeón del Dakar, Stéphane Peterhansel y su nuevo copiloto, Edouard Boulanger, y el “rookie” Mattias Ekström, que da el salto a los coches después de disputar el Dakar 2021 a bordo de un vehículo ligero.

“Ya desde que era niño mi sueño era convertirme en piloto de rallies. Mi pasión no ha cambiado. Incluso con 59 años, sigo teniendo hambre de triunfos; de lo contrario no habría aceptado este nuevo reto”, explica un Sainz que tendrá por delante el desafío que siempre más disfruta: el de crear desde cero un coche competitivo.

“Los ingenieros tienen mucha más libertad aquí que en otras carreras. Confío plenamente en ellos e intentaré contribuir con mi experiencia a desarrollar un coche rápido y exitoso”, explicó el bicampeón del mundo de rallies, que sabe que no será un trabajo fácil. “El Dakar es el reto definitivo para un tren motriz eléctrico. Es un proyecto fantástico y extremo, y estoy impaciente por probar el coche por primera vez”.