FútbolMás Noticias

Milagroso ascenso del Venezia

Hay muchas maneras de conseguir un ascenso, pero tal vez ninguna sea tan milagrosa como la que logró el Venezia FC, uno de los clubes más pintorescos que tiene el fútbol italiano.

El equipo que juega de local en la ciudad más famosa por sus canales que suelen estar repletos de góndolas enfrentó al Cittadella en la final del playoff por un lugar en la Serie A.

Luego de ganar la ida 1 a 0, en la vuelta perdía por el mismo resultado y consiguió empatar a los 93 minutos. ¡Y con dos jugadores menos!

Después de una temporada en la Serie B en la que sumó 59 puntos y quedó quinto en la tabla de posiciones, el Venezia tuvo un camino complicado hacia el ascenso. En un primer cruce le ganó al Chievo Verona, uno de los candidatos y habitué de la Primera División en el calcio. Fue 3 a 2 en tiempo suplementario, y el gol decisivo llegó a cuatro minutos del final…

Luego, en semifinales de la promoción, le tocó el Lecce, otro bravo, pero no necesitó de la épica para llegar a la definición: ganó 1 a 0 en la ida y empató 1 a 1 en la vuelta.

El boleto por un lugar en la Serie A se lo jugó mano a mano con el Cittadella. El encuentro de ida se jugó el domingo pasado y el Venezia lo ganó 1 a 0 de visitante con gol de Francesco Di Mariano. Así, que en la vuelta que se disputó el jueves (en la que fueron locales) los hinchas prepararon una fiesta en la previa: cientos de hinchas  se juntaron en los canales para hacer el aguante y empezar a vivir el ascenso desde tempranito.

Sin embargo, el partido de vuelta fue un calvario para los locales. A los 26´del primer tiempo ya perdían 1 a 0 y a los 36´ se quedaron con uno menos. Y las malas noticias no terminaron ahí.. Ya en el segundo tiempo fue la tarjeta roja Mattia Aramu, el delantero que es una de las figuras del equipo. Pero no se dieron por vencidos y fueron en busca del empate que lograron en el último minuto del juego: Riccardo Bocalon la mandó al fondo de la red cuando apenas faltaban treinta segundos para el final.

Con el milagroso 1 a 1  en el estadio “Pierluigi Penzo” que está a metros nada más de los canales, los Leones Alados (uno de los apodos del club) lograron el ascenso a la Serie A, categoría en la que no estaban desde la temporada 2001/2002.

Como era de esperarse, se desató una fiesta en la ciudad, que se tiñó con los colores negro, naranja y verde. Varias embarcaciones recorrieron los canales, hubo pirotecnia y uno de los más ovacionados fue Paolo Zanetti, el entrenador del equipo, que además se formó como futbolista en el club.