FútbolMás Noticias

Mundial de fútbol1962: “La Batalla de Santiago”

Se conoce como Batalla de Santiago al partido jugado entre las selecciones de Chile e Italia, el 2 de junio de 1962 en el estadio “Nacional” en la ciudad de Santiago (Chile) durante la VII Copa Mundial de fútbol

Fue un encuentro violento, incitado y principalmente por parte del seleccionado italiano que terminó con dos jugadores expulsados, y el chileno, ganando por dos a cero y clasificando a los cuartos de final.

Conscientes de que el ambiente sería duro, los jugadores de Italia entraron a la cancha lanzando ramos de claveles blancos a las 66.000 personas presentes en el estadio como intento de amainar los ánimos del público asistente. Como respuesta, junto con lanzar los claveles de vuelta a los futbolistas italianos en símbolo de rechazo, la multitud provocó una estruendosa silbatina y las pifias llenaron el recinto. Se dice que el jugador estrella del equipo italiano, Enrique Omar Sívori, consciente de la situación, se habría negado a participar en la formación inicial.

El partido comenzó y de inmediato se notó el estilo de juego “a la italiana”, con una presión constante y a ratos violenta. La primera falta fue ocasionada a los 12 segundos de juego. A los siete minutos, un violento golpe del delantero Giorgio Ferrini al chileno Honorino Landa provocó la primera expulsión por parte del árbitro inglés Ken Aston. Ferrini se negó a abandonar la cancha, lo que motivó la intervención de personal de Carabineros.

Sin embargo, bastarían minutos para que el mismo Landa cometiese una falta notoria, siendo perdonado por el árbitro. El partido comenzaría a desarrollarse lentamente debido a que continuamente se detenía producto de una falta que provocaba discusiones y disputas entre los jugadores.

En el minuto 38 del primer tiempo se produjo el enfrentamiento más recordado de la jornada. El talentoso jugador local Leonel Sánchez desbordó por el costado izquierdo de la cancha siendo marcado por Mario David, provocando la caída al piso de Leonel. Mientras el chileno estaba en el suelo, David lo golpeó repetidamente, lo que provocó la furia de Sánchez. Leonel Sánchez (hijo de Juan Sánchez, campeón chileno de boxeo) se levantó y propinó un golpe con su puño izquierdo a David. Ninguna de las dos acciones fue sancionada por el juez Aston.  Minutos después, en pleno juego, David le propinó una patada voladora en el cuello a Sánchez, que quedó inmóvil en el suelo, siendo inmediatamente expulsado por Aston.

Al regresar al segundo tiempo, Chile mejoró su juego y, a los 74′, un tiro de Sánchez rebotó en el arquero Carlo Mattrei, quien no logró despejar, y finalmente anotó Jaime Ramírez.

Un minuto después, un tiro gol de Landa fue anulado por estar fuera de juego. Y a los 88′ un tiro de Jorge Toro, a más de 30 metros de distancia, se insertó en el arco italiano decretando el 2 a 0. Una nueva falta contra Landa permitió al árbitro Aston terminar con el partido a los 90′ exactos. El estadio estalló de alegría pues Chile aseguraba su clasificación a la segunda ronda.