HockeyMás Noticias

Volver a empezar

Tras un breve paso por el hockey sobre césped italiano ya que tuvo que regresar debido a una seria lesión, Valentina Tabanera se recupera con la firme intención de volver al Viejo Continente.

La sanrafaelina analizó su estadía en la península donde jugó en el Butterfly Roma Hockey, equipo de primera división.

“El balance es bueno, fue una linda experiencia, corta pero muy positiva porque aprendí muchas cosas”, expresó.

En cuanto a la adaptación a otra forma de vida, otro país y otro equipo, contó: “Y la verdad que costó porque yo toda mi vida jugué en Maristas así que me tuve que adaptar a otro equipo, ya formado. A una liga con partidos duros, complicados, donde se juega distinto. Pero pese a todo eso me sentí muy bien, con bronca porque quería demostrar mucho más”.

Durante su periplo por suelo romano, Valentina jugó en primera como así también en la U21 en ambas categorías con muy buenas actuaciones (fue figura en un par de partidos) convirtiendo goles importantes, como por ejemplo en su debut anotó los dos goles con los cuales su equipo le ganó el clásico al Libertas San Saba.

Pero cuando todo marchaba muy bien, lamentablemente Tabanera sufrió nuevamente una lesión: rotura de ligamentos de la rodilla izquierda.

“En el momento sentí dolor y que algo raro había pasado. Poco a poco el dolor no fue tan intenso pero yo sabía lo que estaba pasando”, aclaró.

Cabe recordar que, jugando un partido por el torneo mendocino, con la camiseta verdiblanca, Valentina sufrió rotura de ligamentos pero de la rodilla derecha.

“Fueron días muy duros, feos, donde me sentí súper mal”, puntualizó en cuanto a sus sensaciones.

La operación quedó atrás y la recuperación está en marcha. Si bien apenas han transcurrido un par de meses ella ya piensa en su regreso: “Calculo si todo marcha bien que en noviembre podría estar jugando otra vez”.

Por último, sostuvo: “Solo pienso en recuperarme porque si hay alguna posibilidad quiero volver a jugar en Italia o en algún otro equipo de Europa”.

Con apenas 21 años de edad y un enorme talento, Valentina ha mostrado una garra tremenda para sobreponerse a las adversidades que el destino le ha puesto en el camino.

La revancha llegará pronto, la merece.