Más NoticiasTodo Motor

Con ayuda de peñas y bonos correrá el Dakar

Ese día fue una revolución… Joaquín Debeljuh, el chico que pone el nombre de Acevedo en todo el país con su creciente trayectoria como motociclista ‘todo terreno’ tuvo una sorpresa que no esperaba. En medio de la carrera más dura de la región, el South American Rally Race que se disputó en febrero, se le acercó Kevin Benavides, el ganador del último Rally Dakar en Motos, y le dijo que se verían las caras en la edición del año 2022 en Arabia Saudita…

Hasta ese momento era un laborioso camino que solamente los padres estaban transitando, trabajando en secreto por este sueño, y aprovecharon el golpe que generó la presencia del salteño que hizo historia en la especialidad para hacer pública la novedad. Y en Acevedo el video fue furor… Así, el horizonte con el que tantos años se soñó, apareció de repente, gracias a un plan de trabajo de la familia Debeljuh Taruselli y un poblado que es considerado como “una gran familia”.

El piloto de 25 años de edad cuenta con su recorrido bien definido, con pasos deportivos firmes y en escalada. Llegó el momento de hacer su primera participación en la carrera más dura del mundo, el Rally Dakar, para la cual ha enviado su curriculum deportivo para ser analizado. No tendría inconveniente alguno con su palmarés y experiencia para recibir en breve la autorización oficial de parte de los organizadores, contando con varios campeonatos argentinos de navegación y cross country desde 2017 y previa experiencia en enduro, además de una participación internacional en el Panafrica Rally en 2019.

Precisamente, este paso por Marruecos junto al equipo español XRadis con una moto KTM 450 Rally Réplica ha sido el camino elegido para planificar el sueño del Dakar 2022 a disputarse del 2 al 14 de enero en Saudi Arabia

“El recibimiento del SARR fue como si hubiera vuelto del Dakar”

Cuenta Joaquín que “en Acevedo están todos tan emocionados como yo” y no es para menos. Una mítica prueba es la que se ha planteado como objetivo él, lo que significa un compromiso extensivo a la población que tanto ha trabajado en apuntalar su carrera deportiva. “Somos entre 1.500 y 1.800 habitantes, como una familia grande. Todos se sienten parte de este sueño”, explica el joven piloto.

De hecho, tras conocerse la noticia del plan dakariano, reveló Joaquín que “el recibimiento de la gente en el SARR fue como si hubiese vuelto del Dakar”. Y de ahí salieron las ideas de cómo colaborar en semejante empresa.

“Creo que no hay que bajar los brazos hasta último momento, no relajarse y entrenar duro. Meter firmemente la cabeza en el objetivo de terminar la carrera porque mi idea es completar todas las etapas en mi primer Dakar”, con los pies sobre la tierra, reflexionó. “Y si se dan otras oportunidades iremos a mejorar los resultados cada año”, agregó.

¿Por qué no correr con el equipo propio? Pues una relación con el conocimiento detallado y logístico de una carrera tan difícil y alejada hace que otras sean las mejores opciones, al menos en el primer intento. “Correremos con el equipo XRaids con KTM 450 Rally Réplica. Mi experiencia con esa moto fue en el Panárica Rally en Marruecos, donde me adapté rápido. Además de conocer al equipo, de la buena relación, hablamos el mismo idioma y eso es importante para explicar los problemas o la puesta a punto”, puntualizó el rider que se sumará a la legión argentina del Dakar 2022.

La historia de Joaquín Debeljuh y Acevedo (y la anexa gran presencia de Pergamino) aún tiene muchos detalles por revelar, reviviendo la fortaleza de un poblado detrás de un deportista. Así es que mientras ‘Joaco’ entrena en las Dunas de El Nihuil, junto a un especialista y experimentado dakariano como Javier Pizzolito, la familia y el pueblo empujan desde su lado con la fantástica idea del bono contribución.

 

Fuente: campeones.com.ar