FútbolMás Noticias

Desapareció un histórico equipo del fútbol italiano

Enorme tristeza en el calcio. Se consumó la desaparición del Chievo Verona, que no pudo hacer frente a los problemas económicos que causaron su descenso administrativo a la Cuarta División.

Los dirigentes del Chievo deseaban reconstruir el club empezando desde abajo, pero no pudieron encontrar a un inversor antes del límite que había sido fijado. Así que el equipo veronés deja de existir ya a partir de esta temporada, en la cual inicialmente debía jugar en la Serie B (Segunda).

Gran dolor siente el que fue legendario capitán del Chievo, el ya retirado Sergio Pellissier, que militó en dicho equipo desde 2002 hasta 2019 y que hizo todo lo posible por encontrar ese grupo de inversores que comprara el club. El propio ex delantero intentó adquirirlo, pero le faltó apoyo económico y empresarial.

Los problemas financieros del Chievo, fundado en 1929, aumentaron debido a la pandemia del coronavirus y la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) no ha permitido su inscripción. El club presentó un recurso pero el TAR (Tribunal Administrativo Regional) lo rechazó. Su plaza, en aquel momento, fue para el Cosenza, que ha ascendido en los despachos de la Serie C a la Serie B.

En el mismo momento en el que el TAR hacía oficial la sentencia, la FIGC informó al Chievo Verona que, si el club quería, podría competir en la Serie D (Cuarta), pero que todos los jugadores, técnicos y personal del Chievo quedarían libres al no competir en la categoría para la que fueron contratados en un principio.

Tras ser declarado en quiebra, finalmente el Chievo desapareció al finalizar el plazo para que un nuevo propietario se hiciera con el club y comenzara compitiendo en la Serie D.

Pellissier escribió en Instagram: “Lamentablemente, la historia de ese club que tanto me ha dado ha terminado hoy. Hoy es uno de los días más tristes de mi vida. Me esforcé mucho y tenía muchas esperanzas de poder reiniciar con otro club y continuar con esta fantástica historia, hubiera sido maravilloso. Pero desafortunadamente no lo logré”.

El Chievo, uno de los históricos del ‘calcio’, ascendió por primera vez a la Serie A en 2001 y en 2001-02 acabó 5º, con lo que se clasificó para la Copa de la UEFA. En 2002-03, 7º, como en 2005-06, cuando al final fue 4º tras las sanciones por el escándalo de corrupción en el fútbol italiano y jugó la previa de Champions.

La temporada en la que el Chievo disputaría la previa de la máxima competición continental fue la peor. Tras ser eliminado por el Levski Sofía y no alcanzar la liguilla de Champions, y después de ser apeado por el Sporting Braga en la UEFA, el equipo finalizó en 17º posición en la Serie A y regresó a Segunda.

En 2007-2008 el Chievo logró volver a la Serie A, en la que  permaneció hasta 2018-2019, en la que un escándalo denunciado por el Crotone contra el Chievo por irregularidades financieras llevó a la FIGC a sancionar al club con tres puntos menos, algo que desestabilizó toda la estructura e inició la decadencia que ha finalizado con la triste desaparición.