FútbolMás Noticias 2

Jugadores que tienen problemas con la Justicia

Hay más de un futbolista que lidera las tapas de los diarios y los portales de noticias, pero no por sus logros deportivos o alguna jugada destacada, sino más bien por lo opuesto. En distintas partes del mundo hay jugadores que atraviesan un proceso judicial y en algunos casos todavía no se ha definido cuál será su sentencia. Desde Benjamin Mendy a Benzema analizamos de qué se los acusa, qué pasó y en qué instancia se encuentra su proceso.

Benjamin Mendy (Manchester City)

Las acusaciones que recibió Mendy fueron por actos cometidos en octubre del 2020 y agosto de 2021. Las denunciantes fueron tres mujeres mayores de 16 años de las cuales dos lo denunciaron por violación y una por agresión sexual. A pesar de que su abogado, Christopher Stables, declaró constantemente que su cliente negaba todo tipo de acusaciones, todavía la justicia tiene que decidir qué dictaminará y el juicio comenzará el 24 de enero de 2022.

En los últimos días circuló la información a partir de que otros dos integrantes del plantel del Manchester City estarían involucrados. Según informó el diario británico The Sun, dos de las figuras que tiene Pep Guardiola en el Etihad Stadium habrían salido con el francés la misma noche donde cometió los ataques de los que se lo acusa. Jack Grealish, el fichaje más caro en la historia del equipo, y Riyad Mahrez son hasta el momento los citados en la causa.

No es la primera vez que se encuentra en un problema judicial: a mediados de 2020 le incautaron su auto Lamborghini ya que conducía sin carnet ni seguro. En esa oportunidad se declaró culpable y tuvo que afrontar una multa cercana a mil dólares.​

Karim Benzema (Real Madrid)

Benzema afronta una acusación por complicidad en el chantaje a su ex compañero de la selección francesa, Mathieu Valbuena, ocurrido en el 2015. En aquel entonces, Karim habría integrado el grupo que chantajeó a Valbuena pidiéndole dinero a cambio de no difundir un video sexual suyo. Ante eso, el jugador hizo la denuncia exponiendo audios y otras pruebas que incriminan al actual delantero del Real Madrid.

Por aquella imputación, el delantero estuvo cinco años al margen de la selección de su país (se perdió la Euro 2016 y el Mundial de Rusia 2018) y su reputación fue cuestionada por la prensa y el público francés. Actualmente pelea por el Balón de Oro que entregará la revista France Football a fines de noviembre y este martes comenzó el juicio y podría corresponderle una pena de cinco años de prisión.

Rubén Semedo (Olympiacos)

El defensor portugués fue detenido en agosto en su domicilio en Atenas, tras ser acusado de violación a una menor de 17 años, quien lo denunció ante la Dirección de Seguridad de la región capitalina de Ática. A los pocos días fue puesto en libertad no sin antes pagar una fianza. ¿El motivo? El examen forense no detectó signos de violación.

La joven presentó la denuncia a mediados de agosto, en la cual contó que conoció al defensor del Olympiacos de Pireo en un bar ubicado en la localidad de Oropós, en las afueras de Atenas. Según aseguró la joven, en ese lugar Semedo la emborrachó para luego llevarla a su casa, donde la violó. Ahora las autoridades se encuentran a la espera de la declaración del futbolista.

​Por el momento el club griego no dio declaraciones al respecto. De todas formas, se difundió que la institución estaba pensando en una posibilidad de ceder al portugués de 27 años al Torino o al Porto, clubes que mostraron interés por él debido a que en la Champions League no tuvo una muy buena actuación.

Lucas Hernández (Bayern Munich)

El defensor tendrá que cumplir una condena por un episodio que ocurrió en febrero de 2017 cuando junto con su pareja Amelia de la Osa Lorente, protagonizaron una pelea en la calle que desencadenó en una denuncia por delito de maltrato en el ámbito familiar para el entonces futbolista del Atlético de Madrid. Un juzgado condenó a la pareja a 31 días de trabajos comunitarios y dispuso una orden de restricción a ambos durante seis meses.

Sin embargo, pese a la orden, la pareja decidió irse de luna de miel a Miami y, en su regreso, fue sorprendida en el aeropuerto de Barajas, donde detuvieron al jugador. Horas más tarde, fue puesto en libertad, pero la fiscalía pidió un año de cárcel por violar la orden.

Finalmente fue condenado, aunque sus abogados pidieron la conmutación de la condena por trabajos comunitarios, solicitud que fue denegada por el juez. Pese a que presentaron un nuevo recurso de apelación, se presentó este lunes en el juzgado por iniciativa personal y tiene hasta el 28 de octubre para ingresar al penal.