FútbolMás Noticias 2

El arco de Cuadro Benegas sentirá su ausencia

La historia se desarrolla en el distrito de Cuadro Benegas, en la cancha del club mirasol, más precisamente en los arcos. Y el protagonista es Carlos Fuentes que los defendió durante 23 años.

Sus inicios en el fútbol fueron cuando tenía ocho años pero como jugador hasta que siete años después Carlos se puso los guantes, fue ahí cuando comenzó esa mágica relación.

“Jugando no era bueno y no corría mucho. Un día faltó el arquero de quinta división y pedí atajar”, recordó.

Con los guantes que le regaló su tío “el abeja” (con algunos parches en los dedos) Fuentes comenzó a sumar minutos y partidos hasta el día soñado. Su debut en primera división se produjo en Malargüe, con 17 años de edad. Época en la cual Cacho Ávila, otro emblema del arco mirasol, se estaba retirando.

Pese a algunas lesiones, varias de ellas importantes (rotura de ligamentos, por ejemplo), fueron paréntesis en su extensa trayectoria. Que tuvo momentos difíciles como los descensos y memorables como los ascensos y el título en primera A.

Decir adiós

“Hace un año que un problema en la cintura me genera complicaciones para poder atajar. Como estábamos en pandemia decidí postergar el retiro. Así que cuando comenzó este torneo sabía que eran los últimos partidos”, puntualizó.

Una decisión que, luego de tantos años, costó asumir y tomarla: “Costó mucho porque uno siempre quiere jugar. Pero llega un momento que pones en la balanza algunas cosas entre ellas la salud o lo laboral y no queda otra”.

Domingo 24 de octubre de 2021, encuentro por la 11° fecha del torneo de fútbol de primera división B, Cuadro Benegas recibió al Deportivo Goudge. Último partido oficial de Carlos Fuentes como jugador del equipo mirasol.

“Cuando entré al vestuario sabía que ya quedaba menos porque era la última vez que me iba a cambiar, la última vez que firmaría una planilla. De a poco empezaba a caer sobre lo que iba a pasar”.

También pisó la cancha por última vez, al menos como jugador, otro momento lleno de emociones.

“Un momento de muchas sensaciones, de agradecimientos, de recordar a los que ya no están y que me ayudaron. Pude entrar a la cancha con mis hijos y encima ver a toda la gente aplaudiendo incluso la de Goudge fue lo más lindo que viví”.

El reloj marcaba 40´del segundo tiempo, la hora señalada para la despedida.

“Cuando vi que el arquero suplente se paró del banco de suplentes dije acá se termina. Tuve sensaciones raras, me acordé de muchas cosas, de mucha gente, de mi familia, de la gente que ya no está y me transmitió muchos valores, de lo vivido, me arrimé a los palos y le agradecí a Dios por todo lo que me pasó”.

A partir de ahora Carlos, que obviamente seguirá ligado al club, seguirá trabajando como tesorero pero además comenzará a entrenar a los arqueros de la institución. Mientras tanto Franco González (actual arquero del equipo de primera división) tendrá la responsabilidad de custodiar el arco de Cuadro Benegas y continuar con una dinastía de muchísimos años.

Carlos Fuentes le dijo adiós al fútbol, fueron 23 años de carrera, de un gran arquero pero sobre todo de una excelente persona.