FútbolMás Noticias 2

La FA Cup cumplió 150 años la esencia del fútbol inglés

Charles William Alcock tenía un sueño. El jugador inglés del Wanderers -uno de los clubes que estuvo presente el 26 de octubre de 1863 en la reunión en la Freemason’s Tavern de Londres en la que se fundó la Football Association (FA) y se establecieron las Reglas del Fútbol tal y como las conocemos- siempre quiso crear un torneo copero.

“Es deseable que se establezca una Copa Challenge, unida a la FA, en la que los clubes pertenecientes a la Federación deberían ser invitados a competir”, dijo Alcock, también secretario de la FA, en la reunión celebrada en las oficinas del diario ‘The Sportsman’ el 20 de julio de 1871. El hombre clave en la organización del primer partido internacional de siempre (Inglaterra-Escocia en el Oval de Londres en 1870) se inspiró en sus días escolares en Harrow y en los duelos a ‘muerte súbita’ para crear la FA Cup.

Cincuenta clubes fueron invitados a la primera edición, pero sólo 12 participaron en una Cup que arrancó el 11 de noviembre de 1871 con los duelos Barnes-Civil Service (2-0), Hitchin-Crystal Palace (0-0), Maidenhead-Marlow (2-0) y Upton Park-Clapham Rovers (0-3). Trece eliminatorias después, en el Oval de Londres y ante 2.000 personas, el Wanderers ganó la primera FA Cup en la final al Royal Engineers (1-0) celebrada el 16 de marzo de 1872… ¡con el propio Alcock sobre el césped! Fue el primer capítulo de un ‘best seller’ que cumplió 150 años.

La Cup es el torneo nacional más antiguo del mundo y también el más democrático. Más allá de los 92 clubes de las cuatro categorías profesionales inglesas (Premier League , Championship, League One y Two) que buscan el trofeo, esta Copa está abierta al amateurismo, llegando hasta la ¡Décima división! En la 2011-12 se alcanzó el récord de 763 participantes en un campeonato que han ganado 44 equipos en las 140 finales que se han jugado. Sólo las dos Guerras Mundiales dejaron en stand by su disputa. El Leicester se unió el curso pasado, tras vencer 1-0 al Chelsea, a esta lista dorada de campeones.

“La FA Cup es muy diferente y especial para todos. Por su formato y sus 150 años de historia es uno de los torneos más prestigiosos. Ganarlo es grandioso para cualquier club en Inglaterra. Fue mi primer gran título y nunca lo olvidaré por todo: la ceremonia, la previa, el ambiente… Levantar una Copa en Wembley es único”, señala Ayoze Pérez. El español de los ‘foxes’ conquistó la FA Cup en 2021 ante los de Tuchel: “La celebración fue brutal porque era la primera vez que el Leicester la ganaba. Sabíamos que podíamos competir y fue un partidazo que decidió el golazo de Tielemans. Fue muy emocionante”.

Eterno Cursham

A finales del siglo XIX, Henry Alfred Cursham fue uno de los pioneros del deporte británico. Jugó al cricket, al fútbol y dejó un registro de goles en la FA Cup que nadie ha batido. Marcó 49 tantos en 44 partidos entre 1877 y 1891 con el Notts County situándose como ‘pichichi’ histórico del torneo. 130 años después de su retirada, nadie le ha superado. El ex ‘red’ Ian Rush (44) fue el que más se acercó. La marca de Cursham se hunde más de un siglo atrás y pone en perspectiva la extensa trayectoria de una FA Cup que avanzó junto a la sociedad.

En 1926, la BBC retransmitió por primera vez por radio la final entre el Bolton y el City. Y en 1938 se emitió por televisión de forma íntegra la batalla entre el Sunderland y el Preston. Todas disputadas desde 1923 en un Wembley que, durante sus obras, cedió el testigo al Millennium Stadium de Cardiff (2001-06).

En la última en suelo galés, Steven Gerrard, de volea, marcó uno de los mejores goles de la historia de la FA Cup llevando la final, que acabó ganando el Liverpool de Rafa Benítez ante el West Ham en los penaltis, a la prórroga. “Al ser una Copa a un partido se dan muchas sorpresas y siempre es complicado. Y toda Inglaterra está pendiente de la final y los aficionados se implican mucho. Los fans llevaron mi foto por las calles de Cardiff. Fue increíble”, apunta el primer técnico español que se hizo con la Cup.

Premio al ‘Matagigantes’

En la costera Crosby, a las afueras de Liverpool, se disputó en la tercera ronda de la pasada FA Cup el partido más desigual de la historia del torneo. El Marine FC de la Northern Premier League Division One North West (Octava) recibió al Tottenham, 161 peldaños por encima. “Hemos ganado siete eliminatorias para llegar aquí. Mourinho en el Marine. ¡Es fantástico!”, declaró Neil Young, técnico de un modesto club de 127 años que no pudo tener aficionados en Rossett Park por la pandemia… pero sí en los jardines de las casas aledañas. Los ‘spurs’ golearon (0-5), pero el duelo ejemplificó los dos mundos que une la FA Cup y que escapan a la lógica.

En la 1971-72, el choque de tercera ronda entre el Hereford United de la Southern League -quinta categoría- y el Newcastle de Primera tardó cinco aplazamientos, dos partidos y tres semanas en completarse por la lluvia. El sorprendente 2-2 de St James’ Park llevó el replay a Edgar Street. Y sobre el barro, los Whites ganaron 2-1 en la prórroga al gigante del norte. Una hazaña icónica.

Mención especial para el Lincoln City. En 2017, jugando en Quinta, alcanzaron los cuartos tras cargarse en octavos al Burnley (0-1). Desde 1914 no llegaba un conjunto de la ‘Non-League’ a esta ronda. Su gesta les impulsó al fútbol profesional -League One- y el curso pasado perdieron (2-1) el ascenso a Segunda en la final del play-off ante el Blackpool. La Cup les cambió la vida.

Del barrio a Wembley

Desde que Jarvis Kenrick marcara con el Clapham Rovers al Upton Park el primer gol de la FA Cup han pasado 150 años en los que el torneo ha crecido sin perder su esencia. El camino acaba en Wembley, pero arranca para 729 equipos en los barrios y en los pueblos más pequeños, en estadios sin gradas y con los fans apoyados en las vallas a pie de césped.

Finales sorprendentes

Wembley, convertido en el kilómetro cero del ‘football’, es el escenario más deseado. Sin embargo, los grandes no siempre ganan. El Coventry (3-2 al Tottenham en 1987) y la ‘Crazy Gang’ del Wimbledon de Vinnie Jones (1-0 al Liverpool en 1988) rompieron los pronósticos como hizo en 2013 el “Spanish Wigan” de Roberto Martínez ante el City (1-0): “Las gestas de los ‘underdogs’ son menos corrientes hoy en día y que pasen en una final hacen que la magia de la Cup aumente. Que un club como el Wigan gane al campeón de la Premier en Wembley es único”.