FútbolMás Noticias 2

El trabajo comercial detrás de un equipo que resurgió en el fútbol inglés

En el año 2002, Wimbledon FC, un club inglés campeón de la FA Cup en los años 80´ y uno de los equipos con más historia en la English Football League, recibía los papeles para ser relocalizado en una nueva ciudad, hecho que sus propios fanáticos enfrentaron con disgusto y ,en consecuencia, decidieron juntarse con el objetivo de evitar la desaparición del club de su ciudad:

“Veníamos compartiendo un estadio con el Crystal Palace hasta que nuestro club recibió un permiso para ser relocalizado a otra ciudad y un lugar al que no queríamos ir. En 2002, cuando les dieron permiso para que hicieran la modificación, un grupo de cinco socios nos juntamos y dijimos que no íbamos a ir allí, que muchas gracias pero que íbamos a comenzar un nuevo club, el 28 de mayo de ese mismo año.”

El acto de fundar un club en una pirámide de ligas como la inglesa, donde cada club tiene más historia que el siguiente, suele ser un proyecto a largo plazo y con muchas condiciones por cumplir. Heller y el resto de los fanáticos que se opusieron a la mudanza de su equipo se encontraron con un lapso de tiempo más que corto para cumplir con ciertas condiciones que, en los papeles, parecían imposibles de cumplir.

“La tarea de comenzar un nuevo club de fútbol por nada y sin dinero fue muy difícil: Descubrimos lo que teníamos que hacer el mismo día en que decidieron cambiar la ubicación del club. Teníamos 12 días hábiles para encontrar un estadio para jugar con un acuerdo de 3 años de contrato por el terreno; esa fue la parte más difícil, fue el momento en la que dirías “bien, eso no es posible hacer”, pero el deseo de quedarnos en Wimbledon era mayor y nos pusimos en marcha. Debimos reunirnos con la Federación de Fútbol de Londres y tuvimos que inventar un nombre, conseguir un director técnico, hacer pruebas de jugadores porque varios de los nuestros se habían ido con el nuevo club, llamado Milton Keynes Dons.”

El club debió comenzar en la 9na división donde marcaban una diferencia abismal con respecto a otros equipos cuya representación era simplemente de barrios locales y sus hinchas no superaban las 100 personas por partido. Sin embargo, no había plata y el primer año todos los actos eran voluntarios por parte de los fanáticos y las personas cercanas al club:

AFC Wimbledon mantiene el acuerdo de patrocinador principal más duradero del fútbol británico junto a Sports Interactive, la empresa desarrolladora del videojuego Football Manager.

El club es propiedad de los hinchas, donde uno se puede unir al plan de “The Dons Trust” y poder contribuir al igual que el de al lado. Únicamente un 25% de las acciones fueron vendidas para la compra del Kingsmeadow, su anterior estadio. El restante 75% pertenece a los socios.

En 2015, Heller junto al resto de los fanáticos anunciaron que comenzarían los planes para regresar al Plough Lane, su estadio original donde debió ser abandonado 30 años atrás luego de no poder cumplir con los requerimientos económicos que necesitaba para ser mantenido. Este proyecto fue financiado gracias al “Plough Lane Bond”, un acuerdo económico con los socios que funciona beneficiando a ambas partes:

“La gente podría prestarle al club durante un período de tiempo. Nosotros les dimos una opción de 1, 2, 3 y 4 por ciento y luego les dimos una opción de 5 años,10 años o 20 años. El promedio del bono salió a tiempo en poco más de 8 años en el momento en que sumaron todo. Lo bueno es que la tasa de interés que se solicitó fue del 2% y la cantidad de dinero que recaudamos fue de 5,5 millones de libras de nuestros propios fanáticos, así que es absolutamente increíble, no tiene precedentes en ningún lugar del fútbol y eso simplemente no sucede, así que fue genial.”

Los “Dons” se encuentran hoy en la parte baja de la Football League One, donde volvieron a jugar de local en su estadio original en mayo de 2021 y tanto Ivor como el resto de sus hinchas festejan un presente totalmente impensado en aquel entonces, con un proyecto de refundación modelo y un futuro prometedor de un club que crece día tras día y busca volver a sus años de gloria en el fútbol más antiguo del mundo.

 

Fuente: Marketing Registrado